jueves, 30 de junio de 2011

Las voces (sintetizadas) del 15m y su aplicación práctica



Cualquiera que haya estado en una de las muchas concentraciones, manifestaciones o asambleas del movimiento 15m es probable que se haya desgañitado coreado alguno de estos lemas:
Esta crisis no la pagamos
Que no, que no, que no nos representan
Lo llaman democracia y no lo es
Este último se puede mejorar mucho con un pequeño retoque.

Como voces de manifestantes no resultan muy convincentes (quizá si para portavoz político), pero pueden resultar muy útiles en presentaciones de diapositivas, vídeos u otros montajes para los que no dispongamos de narrador y que no necesiten una gran calidad en las voces.

La manera de conseguir los ficheros de audio es la siguiente:

  1. Escribimos la siguiente URL en la barra de direcciones del navegador http://translate.google.es/translate_tts?q= y justo después del signo igual ponemos el texto que queremos pasar a voz
  2. El navegador reproducirá el fichero de audio
  3. Para guardar el mp3 en el ordenador, bastará con clicar en Herramientas y Guardar página como (en Chrome, en otros navegadores será algo similar).
Y eso es todo. Tu audiencia quedará encantada con tu Power Point a pesar de tu afonía, y tus vídeos contestatarios en Youtube serán escuchados sin delatar tu voz.

Si no consigues que lo anterior funcione, puede que tu navegador sea muy antiguo o que el texto que quieres transformar sea demasiado largo. También puede que tras jugar un rato te salga un captcha, con el que Google se asegurará de que eres humano y no un programa lucrando a una mafia de malvados.

ACTUALIZACIÓN: Para evitar problemas, bájate la última versión de Chrome.

miércoles, 29 de junio de 2011

QR: esos misteriosos códigos

19 de junio. Miles de personas llenábamos el centro de Madrid en una multitudinaria y festiva manifestación bajo un sol de justicia.


En un día como éste, los lemas eran paseados en pancartas y las ideas refundidas en pasquines. Una de las octavillas que llegó a mis manos fue esta:


¿Algún tipo de escritura oriental? ¿Pintura abstracta? ¿Una broma, quizá? Para nada. Se trata de un código QR, un tipo de código de barras bidimiensional creado en Japón hace unos años.
Para leer la información que contiene, basta tener un smartphone, el programa Barcode Scanner instalado (o cualquier otro similar), y dirigir el objetivo de la cámara hacia el código.



Además de en inesperadas e incendiarias soflamas como esta, empiezan a verse códigos QR en publicidad, periódicos y puntos de información, y resultan especialmente útiles para dispositivos móviles dado que estos códigos pueden contener texto, enlaces a páginas web e incluso pequeños ficheros de audio.