lunes, 11 de julio de 2011

Un hombre, un periódico (periodismo 3.0)

"¡Extra, extra! El Titánic se hunde". Lejos quedaron los tiempos en los que los vendedores callejeros cantaban a viva voz los titulares de los periódicos para tratar de captar el centavo de dólar que costaba el diario que informaba de tamaña catástrofe.



Hace apenas unos años, todos los diarios fueron abriendo sus formatos al nuevo paradigma digital. Tras los milenaristas miedos iniciales de que esto era el fin de la prensa en papel, se llegó a un equilibrio en el que cada tipo de persona tiene su tipo de prensa: la inmediatez digital junto a la profundidad impresa, combinables y para nada excluyentes.

Además, existen hoy día multitud de opciones para que cada persona se cree su propio periódico con sus temas de interés y compartirlo con todo el mundo. Es la idea de un hombre un periódico.


Si Twitter permite que cada persona que lo usa pueda jugar a ser periodista y que cada periodista que lo usa pueda tener su propia columna aunque ningún medio le contrate, servicios como paper.li hacen que cada persona pueda tener su propio periódico, alimentado por los temas que a cada uno le interese a través de las listas que tengamos creadas en Twitter o incluso Facebook.

Veamos un par de ejemplos de dos de mis contactos: Muntxeta World News y Disord(AR)zine. Como vemos, dos diarios bien estructurados por temas de interés que cada autor ha elegido a través de sus listas de Twitter y que les mantendrá al día en dichos asuntos. Además, se puede compartir con todo el mundo, como de hecho lo hacen.

Pues ya sabes, para ser director de periódico no necesitas tener piscina polémica ni presentarte a diputado general. Basta con unas listas de Twitter y un servicio como paper.li o cualquiera similar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario