miércoles, 20 de noviembre de 2013

"Para todos los públicos", nuevo disco de Extremoduro

Con la situación de reconversión que vive la producción musical en general y el rock español emás de media docena de veces puede perturbar tu cotidianeidadarticular, la comercialización de un nuevo disco de Extremoduro supone un auténtico notición que congratula antes incluso de ser escuchado el disco. Si en los años noventa y dos mil los discos de este grupo eran esperados, en los años diez son esperadísimos, tanto por la expectación que la propia banda genera como por lo desértico del panorama rockero actual.

Hoy mismo han detenido a la persona que filtró en la red este disco antes de que saliera a la venta y que obligó a la discográfica Warner a adelantar la fecha de lanzamiento.



Extremoduro vuelve a los estadios, los coches, las minicadenas y los auriculares del transporte público con un manojo de canciones curiosas y variopintas. Lo primero que piensas al dar al play es ¿cómo va a sonar? ¿qué van a decir? ¿Volverán a su sonido de hace una década o seguirán explorando, como en los últimos discos?

Hay mucha gente que añora a los Extremoduro más broncos y desabridos de hace diez o quince años, su sonido áspero y sus exabruptos líricos. Para mí, La ley innata y Material defectuoso, los dos últimos discos antes de que saliera este Para todos los públicos, son auténticas joyas sonoras en las que caigo y recaigo para solaz de mi espíritu. Dos trabajos maduros y amplios que a mí me llegan y dicen mucho más que la mayoría de sus anteriores álbumes.

Tras varias escuchas, tengo la impresión de que este disco está a medio camino entre esa etapa anterior (todo lo previo a Yo, minoría absoluta) y la posterior (los dos discos que tanto me gustan). Habrá quien diga que éste es un disco de transición, una excusa para llenar estadios con los viejos éxitos de siempre, y yo me pregunto ¿qué más da? Lo importante es que sigamos sintiendo esa ilusión adolescente cada vez que descubrimos a los oídos un nuevo disco de Extremoduro y oímos sus letras, tan sugerentes como estas:

Quiero decirte en silencio
 que sobran palabras, 
que faltan momentos
que no siento nada




¡Vamos a robar cerezas! de las del valle del Jerte. 
Soy capaz de cualquier cosa por volver a verte. 
He perdido la cabeza, la he perdido por perderte

Hard rock, blues, punk rock, funk y todas las etiquetas que quieras bien aderezadas con un montón de frases y versos que pasarán a formar parte del acervo extremodureño que tan a menudo surca la red a lomos de hashtags de Twitter.

Escucha a Extremoduro y ensancha el alma.

ACTUALIZACIÓN 22/11/2013 17:13
Escuchar este disco más de media docena de veces puede afectar a tu día a día.  Lo descubrirás cuanto te veas respondiendo con versos de estas canciones en tus conversaciones habituales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario