jueves, 19 de diciembre de 2013

Usa la navegación privada o modo incógnito con cabeza

Frecuentemente se relaciona a la navegación privada o en modo incógnito con la navegación por sitios porno sin dejar huellas. Y frecuentemente se utiliza para eso, pero cuidado. Este tipo de navegación sirve para muchas más cosas, y no sirve para algunas que erróneamente se cree que sí.


¿Dejo algún tipo de rastro cuando navego en modo incógnito?
Navegando de esta manera no guardaremos ninguna información en el ordenador o dispositivo móvil. El historial del navegador quedará como estaba antes, no guardaremos cookies, ni contraseñas, ni temporales ni entradas en la lista de descargas. Pero ojo, estamos hablando del ordenador local. En principio, toda navegación queda reflejada en los servidores proxy de tu empresa o de tu proveedor de servicios de Internet. Digamos que del ordenador para dentro, nadie se enteraría, pero del ordenador para fuera sí.



¿Tiene alguna utilidad navegar de esta forma aunque nuestra intención no sea esconder lo que hacemos?
Desde luego que sí. Podremos usar redes sociales y servicios de correo con un usuario deferente al habitual sin necesidad de cerrar sesión en la ventana que ya tenemos abierta en modo normal. También podremos realizar búsquedas en Google y otros buscadores sin que los resultados de búsqueda se vean influenciados por nuestras cookies, nuestro perfil o nuestro idioma. También es sumamente útil cuando accedemos a nuestras cosas y perfiles momentáneamente desde ordenadores que no son nuestros.



¿Me puede ayudar navegar de esta forma en mi trabajo?
Aparte de que tu jefe no se entere de las veces que entras a leer el Marca (cuidado, basta con que le pida un informe al administrador de sistemas para cazarte), navegar en modo incógnito puede resultar muy útil si tienes instaladas extensiones. Es habitual, por ejemplo, que a veces las páginas web no aparezcan completas debido al excesivo celo de la maravillosa e imprescindible extensión antipublicidad AdBlock. Mejor que desactivarla es abrir una nueva ventana de incógnito para ver el sitio web tal cual es. Si eres bloguero o programador, probar tus páginas en modo incógnito suele ser más útil ya que las verás de un modo similar a como las verá el resto de la gente.


Vale vale, y ¿cómo activo la navegación privada esa, entonces?
Chrome: Con la combinación de teclas Ctrl + Mayús + N
Firefox: Con la combinación de teclas Ctrl + Mayús + P
Opera: Con la combinación de teclas Ctrl + Mayús + N
Safari: Clic en el menú y clic en Navegación privada
Explorer: Con la combinación de teclas Ctrl + Mayús + P (si usas Windows XP, olvídate)


No hay que ser pacato y creer que se está haciendo algo mal usando el modo incógnito. Puede que quieras, simplemente, buscar algo que comprar a tus hijos o a tu pareja para reyes sin que tengan que enterarse por una desafortunada incursión en el historial de tu navegador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario