domingo, 9 de agosto de 2015

La informática en la Constitución

El único lugar de la Constitución española de 1978 donde se menciona a la informática como tal es en el artículo 18, apartado 4, que dice literalmente:
La ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos.
Como vemos, ya en el año 78 el legislador español era consciente del riesgo que suponía para las libertades el tratamiento informático de los datos personales de los ciudadanos, tanto como para incluir este apartado en el Título I de la Constitución (De los derechos y deberes fundamentales). Cierto es que la idea se la dieron los constituyentes portugueses dos años antes, como cuentan en esta sinopsis de la web del Congreso.


Para hacernos una idea de qué se cocía informáticamente hablando en 1978, recordemos que fue el año del lanzamiento del Apple II de los Steves (Jobs y Wozniak). Mientras, en España, por increíble que pueda parecer, cuatro meses antes de la promulgación de la Constitución ya se celebraban congresos internacionales de informática en los que se alertaba sobre el posible tratamiento inadecuado de datos y del alarmante monopolio tecnológico estadounidense a nivel global.
Y es que, como dice el dicho, de aquellos bytes vienen estos Teras... ¿o no era así?

No hay comentarios:

Publicar un comentario